Todos nuestros tratamientos son realizados por profesionales avocados a cada una de las especialidades. De esta manera el concepto de integración disciplinaria se manifiesta en la alta preparación específica de cada profesional, garantizando el mejor resultado.

Tratamientos

Endodoncia

La especialidad en endodoncia es la rama de la odontología que se encarga de prevenir, diagnosticar y tratar las patologías de la pulpa dental (nervio). La pulpa es la parte interna del diente y se sitúa en la parte central de la raíz, contiene nervios y vasos sanguíneos. El síntoma no siempre es dolor. Muchas veces el diente se oscurece o decolora a causa de traumatismos u otras agresiones continuas sobre ese mismo diente.

El tratamiento de conducto es un procedimiento que consiste en eliminar el contenido del conducto radicular, sea este tejido pulpar (nervio) o tejido en descomposición, para luego realizar la desinfección y preparación del conducto para una obturación con un material que cumple la función de relleno para que no quede vacío el conducto y sea un nicho para proliferación bacteriana. De esta forma el tratamiento de conductos es un procedimiento de primera elección  con el que se cuenta para evitar una extracción en casos de dolor, infección  o inflamación.  Este tratamiento actualmente es realizado, en la mayoría de los casos, en una sola sesión y  no debe ser doloroso o una experiencia traumática gracias a las técnicas y equipamientos actuales.

Con el avance de la tecnología en cada una de las especialidades de la odontología, se ha podido disminuir de alguna manera la ansiedad padecen algunos pacientes al asistir a la consulta. La CODC actualmente cuenta con equipos que pueden disminuir tanto el tiempo de trabajo como el dolor:

-Sistemas radiográficos digitales con los cuales se evita el procesado de la película periapical y una exposición de radiación excesiva.

-Equipos de ultrasonido permite brindar a los pacientes soluciones a casos que antes estaban destinados a procedimientos mucho más agresivos como el quirúrgico. Estos equipos permiten la remoción  de obstáculos en la entrada de los conductos, facilitando de esta forma todo procedimiento de una manera precisa.

-Equipos que sirven  para determinar electrónicamente la posición exacta del foramen conocidos como localizadores de ápice.

-Iluminación directa del campo operatorio en el trabajo en áreas muy limitadas.

Muchas veces los tratamientos de conductos intimidan a los pacientes. Sin embargo, la endodoncia con ultrasonido garantiza un tratamiento sin dolor, rápido y eficaz, pudiendo acortar  los tiempos de las sesiones y resolviendo en la mayoría de los casos en una sola lo que antes se realizaba en dos o tres.

La incorporación de la fibra óptica permite optimizar el resultado y la correcta praxis del tratamiento, por otro lado, la constante irrigación va lavando los conductos, asegurando una limpieza total del interior de los mismos.

Una endodoncia de hoy en día, es aquella que asegura salud al diente, ausencia de dolor al paciente y la tranquilidad de una correcta praxis al profesional.

Procedimiento

Cerrar